The social network

the-social-network.jpg

Una de las películas que más revuelo ha generado tanto en la red como en el Mundo Real™ ha sido, sin lugar dudas The social network. Como siempre, llego un poco tarde a la fiesta pero al menos he conseguido publicar la reseña antes de los Oscar. Pocas veces una película produce opiniones tan extremas. He oído de todo, desde que era completamente soporífera hasta que se trata del largometraje de la década, menuda barbaridad. Quizás por eso he esperado para verla, no me gustaba esa presencia mediática tan absorbente. Obviando la temática, el personal involucrado me llamaba mucho la atención: David Fincher (director), Aaron Sorkin (guionista) y Jesse Eisenberg (protagonista).

Es muy curioso que la historia de Facebook se narre entre las demandas impuestas contra Mark Zuckerberg, su peculiar creador. Las excentricidades del protagonista lo llevan a pasear en zapatillas por Harvard y a fracasar con las mujeres. Por despecho y para alimentar su ego comienza a trabajar en experimentos sociales a través de la red universitaria y el resto, como suele decirse, es historia. Lo que sería una película mediocre, mezcla entre American Pie y Los piratas de Silicon Valley, se convierte en una obra interesante con la ayuda de los constantes saltos temporales.

No sé qué película han visto los que proclaman que es aburrida pero a mí me pareció curiosa y entretenida como poco. Jesse Eisenberg es un buen actor y funciona estupendamente con personajes introvertidos: Zombieland queda recomendada de manera automática. Puede que a los que vamos por la rama de la Ingeniería Informática nos hace gracia ver aparecer en medios masivos expresiones como “modificar un script en Perl” o “configurar un servidor Apache”. En cualquier caso, creo que merece la pena sentarse a disfrutar de la historia de un fenómeno social tan relevante en la actualidad.

Resumiendo, si perteneces al club de los escépticos deberías darle una oportunidad. No es el peliculón del siglo pero echarás el rato sin necesidad de pensar demasiado. Un ambiente académico-alcohólico muy bien conseguido y una panda de frikis haciéndose millonarios al borde de la moralidad en la mayoría de ocasiones.

comments powered by Disqus