Sherlock Holmes en la actualidad

sherlock.jpg

Siempre me han gustado las historias de investigación y acción en las que lo importante no es si el personaje descubre el misterio, sino cómo lo consigue. Creo que la nueva serie británica Sherlock entra dentro de la categoría. Se estrenó en UK el pasado verano con una crítica excelente. Aunque sus episodios constasen de 90 minutos de metraje, esta primera temporada sólo cuenta con 3 de ellos por lo que en unos días ya la había finiquitado.

Lo más reseñable es que las aventuras de Sherlock Holmes creadas por Arthun Conan Doyle ambientadas en el S. XIX. se trasladan a la actualidad. El prodigioso pero socialmente inadaptado detective utiliza Internet o el teléfono móvil entre otras tecnologías modernas. Los personajes se mantienen con licencias más o menos abusivas aunque en un contexto completamente distinto. ¿Le sienta bien el cambio? Diría que sí, al menos es algo distinto a lo habitual.

En absoluto es una serie profunda que induzca a una reflexión posterior. A cambio, nos ofrece diversión y obliga a prestar un alto grado de atención para seguir las vertiginosas deducciones de Holmes. “A Study in Pink”, el primer episodio roza un nivel estupendo. ¿Quiere decir eso que los demás pierden? El par de capítulos restantes no me han agradado como el primero, quizás por la temática y pequeñas bajadas de ritmo. Se nota que mantener una dinámica acelerada en episodios de hora y media es una tarea titánica.

No quiero extenderme más, para terminar diré que si te gusta Sherlock Holmes y las producciones de misterio deberías darle una oportunidad. No sé vosotros, pero yo estoy algo cansado de los protagonistas egocéntricos y sociópatas que tanto se han puesto de moda con House. Se queda en un “bien” hasta que llegue la segunda temporada en otoño del año que viene y se resuelva el cliffhanger final.

Por cierto, feliz año nuevo.

comments powered by Disqus