Spotify vs Grooveshark

spotify-vs-grooveshark.png

Llevo bastante tiempo utilizando Spotify en Linux a través de Wine y últimamente me estaba dando más disgustos que alegrías por problemas relacionados con el sonido. Raudo y veloz acudí a su alternativa más evidente, Grooveshark. En este artículo comentaré mi experiencia con ambos servicios de música por streaming de forma que puedan decidirse por alguno de los dos en caso de duda.

La aplicación

Spotify cuenta con clientes de escritorio compatibles con Windows y Mac. Hace poco tiempo han lanzado una beta del cliente para GNU/Linux pero sólo está disponible si eres usuario Premium. Como ya he mencionado, he estado utilizando la versión para Windows a través de Wine. El sistema es rápido y bastante intuitivo, buscar canciones es sencillo. Podemos guardar listas de reproducción, compartirlas y acceder a las búsquedas recientes. Desconozco su funcionamiento en Mac, en Windows funciona sin problemas y bajo wine falla mucho el sonido (aunque es posible que sea de mi tarjeta).

spotify-300x157.png

Grooveshark, en cambio, es una aplicación web escrita en ActionScript y Java lo que lo hace bastante más pesado que Spotify. Como ventaja, es compatible con todos los sistemas operativos en los que funcionen estos dos lenguajes de programación (prácticamente todos). En el fondo su interfaz es muy similar a la de Spotify, en este apartado andan a la par.

grooveshark-300x133.png

Catálogo de música

Spotify llega a acuerdos con las discográficas para poder distribuir sus canciones a través de su servicio. El catálogo es tremendamente amplio pero existen ausencias imperdonables como Led Zeppelin, AC/DC o The Beatles. A su favor hay que reconocer que la música está muy bien indexada, no hay duplicidades y sus metadatos (autor, álbum, año, etc) siempre son correctos. Navegar por los contenidos se hace muy cómodo

Por su parte, Grooveshark se vale de las canciones que suben los usuarios. La oferta es más rica aunque la catalogación es, en demasiados casos, deficiente. Si el usuario que sube la música comete errores en los metadatos, éstos permanecerán una vez las canciones se encuentren flotando en la nube. Si nos curramos listas de reproducción limpias o utilizamos las de nuestros amigos de confianza no tendremos problemas. No obstante, no es tan directo y elegante como en Spotify.

facebook-logo.jpg

Vertiente social

Hoy en día si las aplicaciones no están conectadas con el “Feisbuk” no son nada y en esta ocasión no podía ser menos. Spotify nos ofrece conectarnos con nuestros amigos de la gran red social que usen el servicio. Esto nos permite acceder a sus listas de reproducción y descubrir grupos nuevos cada día. ¡También podemos comprobar si nuestro amigote “el duro” escucha Hannah Montana en secreto! El sistema está muy integrado en la aplicación y funciona de maravilla.

En Grooveshark podemos tener amigos pero son exclusivos de la aplicación, no podemos “importarlos” del exterior. Tenemos acceso a sus listas, canciones preferidas etc. La novedad de Grooveshark es que podemos escuchar “radios”, listas de reproducción que se componen de forma inteligente a través de un motor de recomendaciones que sigue las canciones que nos gusten.

spotify-premium.jpg

Cuentas Premium

En Spotify tendremos que soportar horribles anuncios de vez en cuando a menos que pasemos por caja. Por 5€ al mes tenemos música ilimitada sin anuncios y por 10€ al mes podremos escuchar listas de reproducción offline y utilizar los clientes para plataformas móviles (Android, iPhone, Windows Phone y Symbian). No he utilizado ningún servicio de pago porque con la cuenta gratuita voy “sobrado” pero hay que reconocer que los precios no son desorbitados.

Grooveshark es más permisivo al respecto porque ¡no tiene anuncios sonoros! No tener interrupciones en la reproducción es de agradecer (en la interfaz sí tiene anuncios). Eso sí, podemos pagar 3€ al mes para utilizar los clientes móviles (Android y Blackberry) y disponer de ventajas como personalización de la interfaz y otras pijadas inmensas.

grooveshark-android.png

Conclusiones

Spotify ofrece un catálogo más controlado y ordenado mientras que Grooveshark no inserta anuncios en la reproducción de nuestras listas. Eso, junto con la amplia gama de música y su carácter completamente multiplataforma hace que haya elegido como servicio de música por streaming a Grooveshark.

¿Alguien prefiere Spotify? En tal caso le animo a que nos exponga sus razones.

comments powered by Disqus