Experiencia con el primer taller de la ADVUCA

taller-advuca-11.jpg

La semana pasada se celebraron las dos sesiones del primer taller de la ADVUCA titulado “Introducción al Desarrollo de Videojuegos con un Pong”. Podéis obtener más información así como los materiales empleados en el blog de la asociación. En este artículo me gustaría comentar mi experiencia personal organizando la actividad junto con Alberto Cejas y otros compañeros. Por supuesto, al final, tenéis la galería de fotos cortesía de José Tomás Tocino.

La preparación

El taller comenzó a gestarse a principios de verano, casi de forma paralela al inicio del papeleo para registrar la asociación. En desarrollar el Pong empleamos menos de una semana utilizando únicamente los huecos libres que nos dejaba el trabajo. Los verdaderos retos fueron la presentación y la planificación del taller. Estábamos acostumbrados a estar del lado de los pupitres y era la primera vez que debíamos desgranar una materia compleja para principiantes.

Hemos querido abarcar mucha materia: diseño de videojuegos, trabajo en equipo, librería SDL, implementación etc. No pretendíamos que la gente lo comprendiese todo al dedillo sino despertar una motivación en ellos. Si volvían a sus casas y seguían dándole vueltas al código, retocando fragmentos e investigando por cuenta propia, habríamos cumplido con creces.

La ejecución

Creímos que nos costaría mucho conseguir asistencia pero la respuesta fue abrumadora. Las 88 plazas fueron arrasadas en poco más de una semana gracias a los carteles, el boca a boca y un poco de actividad en Twitter. El aula llena y los ponentes completamente impresionados (gracias a Noelia Sales, Ezequiel Vázquez, José Tomás Tocino y Jose Marente).

Gente atenta, participativa y bastante animada a pesar de la larga duración de las sesiones. Cuando llegó el momento de abordar el código alguno se descolgó pero creo que fue completamente normal. Muchas veces se nos olvida que también fuimos novatos (y aún lo somos) y había ciertas diferencias de nivel en la sala. A juzgar por la encuesta (que aún tenemos que procesar) la gente acabó contenta y animada. “Mission acomplished!”

Los mods que algunos asistentes desarrollaron cambiando los ficheros multimedia e incluso el código no tienen desperdicio. ¡Enhorabuena!

El resultado

Me atrevo a decir que la ilusión y el trabajo duro invertidos en este taller darán sus frutos. Nos toca seguir preparando actividades dentro del marco de la asociación, de forma que vayamos poniendo los ladrillos para construir una pequeña y activa comunidad. Por supuesto, las sugerencias serán tenidas en cuenta y trataremos de aprender de nuestros errores.

¡Las fotos!

Como he comentado al principio de este post, las fotos bajo licencia cc-by se las debemos a José Tomás Tocino.

comments powered by Disqus